ENFOQUE INTEGRATIVO DEL ESTUDIO
Y FILOSOFÍA DEL CENTRO

¡TODO ESTÁ CONECTADO!

Nosotros vemos y entendemos el cuerpo como un todo. Es decir, un sistema de piezas, cables, mecanismos,... interrelacionados donde todos las partes están conectadas (física y holográficamente) y dependen unas de otras. Por eso cualquier "problema o interferencia" en un área puede crear consecuencias y disfunciones en otras.
Por ej. un problema en las lumbares puede ser causa tanto de un dolor en el dedo gordo del pie como de estreñimiento, ya que de esa parte de la columna salen nervios que regulan ambas funciones.


Como todo está conectado cualquier tipo de estrés o carga se distribuirán y afectarán a todo tu sistema. Esto se puede ver reflejado en la postura. Por ejemplo si tenemos un problema en un pie la cadera se moverá en consecuencia y parecerá "torcida" y desalineada, aunque en realidad sólo es una adaptación del cuerpo en busca de equilibrio. Si esta situación se cronifica la cadera puede acabar resintiéndose. Sin embargo trabajar exclusivamente en la cadera no solucionaría completamente el problema ya que la causa original de este bloqueo fue un problema en el pie. Este es un ejemplo de las infinitas posibilidades que pueden ocurrir.

Lo que encontramos generalmente en nuestros estudios es que una misma persona acude con varios desequilibrios que pueden producir diferentes problemas, que desencadenarán en dolores y/o síntomas.

El trabajo del Quiropráctico en la primera consulta es estudiar el caso en profundidad, a través de su historial clínico y de una serie de pruebas, para encontrar la causa del problema, y así determinar si podemos ayudarle con nuestros tratamientos.