¿CÓMO TE PUEDE AYUDAR LA QUIROPRÁCTICA?

La Quiropráctica es capaz de cambiar nuestra manera de pensar, sentir y actuar a través de la mejora del funcionamiento de la máquina más compleja del universo, el Sistema Nervioso.

El Sistema Nervioso controla y coordina cuerpo, mente, y su rendimiento. 

Los quiroprácticos se aseguran de que exista la mínima interferencia posible en el Sistema Nervioso, permitiendo así una adecuada comunicación y control del cuerpo y del potencial humano. 

A través de un trabajo suave y respetuoso, se liberan estos bloqueos (subluxaciones) y el cuerpo realiza los cambios necesarios para recuperar la integridad de su estructura, capacidad de auto-regulación y equilibrio natural.

El ajuste libera las capas de tensión (física, química y emocional) que se han almacenado en tu cuerpo a lo largo de toda la vida. Al liberar esta información el sistema nervioso es capaz de integrar estas experiencias que en su momento causaron estrés, dándole una nueva oportunidad de aprender a gestionar dicha experiencia de forma más saludable.

 

Los ajustes se convierten en un proceso de aprendizaje y evolución para el cuerpo, que se vuelve cada vez más hábil, flexible, inteligente, y fuerte, empoderando así su propia capacidad innata de re-equilibrio y recuperación.

Los quiroprácticos encuentran subluxaciones y las liberan a través de ajustes, reconectando cerebro y cuerpo para recuperar la salud.

MP3_2289
MP3_2221
MP3_2258
MP3_2225
MP3_2247
MP3_2215
MP3_2228

La Quiropráctica es un cuidado de salud válido para todos, y te proponemos que lo incluyas en tu rutina de mantenimiento y evolución de tu salud. Desde bebés hasta ancianos, sanos o enfermos, todas las personas podemos beneficiarnos de un sistema nervioso a máximo rendimiento durante toda nuestra vida.